Tradiciones de Fin de Año más curiosas del mundo

Tradiciones de Fin de Año más curiosas del mundo
30
Dic

El año está a punto de finalizar es una grandiosa oportunidad para poner en marcha los buenos propósitos y atraer mucha salud, dinero y amor. La noche de fin de año es el momento ideal para celebrar con los amigos y familiares el comienzo de un año, despedir al anterior y hacerlo siguiendo una serie de tradiciones y costumbres arraigadas en la cultura popular que se traspasa de generación en generación. Las tradiciones se han ido mimetizando con las supersticiones que van desde no desear el Año Nuevo antes de las 12 de la medianoche del 31 de diciembre porque da mala suerte hasta vestirnos con ropa interior de colores para atraer el amor o la fortuna al año nuevo.

Las uvas de la suerte:

En España, la tradición para recibir el año nuevo es tomarse 12 uvas al son de las 12 campanadas que el reloj marca a medianoche, con el fin de traer suerte para los 12 meses que tiene el año

Cenar Lentejas:

En Italia, es tradición cenar un plato de lentejas para despedir el año porque se piensa que así el nuevo vendrá cargado de abundancia, riqueza y dinero. Cuantas más se coman, más riqueza tendremos el año próximo

Vestir ropa interior de color rojo, amarillo o verde:

En nuestro país y en muchos países de origen latino, la costumbre de vestir con ropa interior de alguno de estos colores tiene mucho de supersticioso pues si uno se decanta por el color rojo, lo que busca para el año nuevo es amor. Si elige el color amarillo, le interesa atraer dinero  y si prefiere el color verde, lo que está buscando es la salud.

Besar a alguien después de medianoche:

En estados Unidos y también en algunos países latinos, lo primero que se tiene que hacer después de celebrar la entrada del año es elegir a una persona y besarla con el fin de atraer el amor para el año nuevo. Se cree que al no hacer esto, le esperan 365 días de soledad, en el mejor de los casos.

Quemar lo malo del año viejo:

En algunas regiones de México, Perú o Venezuela suelen elaborar un muñeco hecho con trapos viejos y rellenarlo con cohetes, en algunos casos, para prenderle fuego y simbolizar la quema de lo malo que ha habido en el año que nos deja.

En algunos países de Europa, se lanzan  fuegos artificiales para simbolizar lo mismo

Lanzar agua por la ventana:

En Uruguay es costumbre la noche del 31 de diciembre tirar un tobo de agua por la ventana para lanzar con él las posibles malas vibras de la casa y dejarla limpia de estas energías para el Año Nuevo.

Fundir Plomo para Adivinar el Futuro:

En Alemania y también en Austria es costumbre llevar a cabo la llamada Bleigieben que consiste en quemar una figura de plomo sobre una cuchara con una vela hasta que se funda y verter el líquido en un vaso de agua. La figura que resulte pronosticará lo que el Año Nuevo te traerá. El proceso de adivinación sigue los mismos pasos que la lectura de los posos del café

Llenar con dinero los zapatos y los bolsillos o beber de una copa de champagne con oro dentro:

La fortuna y la permanencia del patrimonio están asegurados, según la tradición popular en muchos países de tener siempre los bolsillos y los zapatos llenos de dinero y también beber de una copa de champagne con oro dentro.

Saltar recibir el año y romper platos:

En Dinamarca es tradición subirse a una silla con la primera campanada de noche vieja y terminar saltando de ella con la última campanada para atraer la fortuna.

Lo de romper platos viene para Año nuevo, la vajilla rota se coloca en la puerta de las casas porque se cree que un montón de platos rotos simboliza que tienen muchos amigos.

Llegar el primero a casa de amigos y familiares:

Esto se conoce como el “First Footing” que se celebra en Londres y consiste en llegar el primero a casa de amigos y familiares, después de las campanadas y ser el portado de la buena suerte para el año que entra. Si además, vas con algún regalo como dinero o comida aseguran que no falte nada de eso durante el año