Limpiador casero para remover el polvo de los muebles

Limpiador casero para remover el polvo de los muebles
9
Sep

El polvo es una combinación de partículas de tierra, polen y otras sustancias del ambiente que llegan al interior del hogar a través de las puertas, las ventanas y el calzado. Este puede representar un problema para la salud porque atraviesa con facilidad las vías respiratorias, irrita los pulmones y ocasiona reacciones alérgicas. Lo peor es que es inevitable que llegue a los espacios del hogar y se requieren continuos hábitos de limpieza para evitar sus molestos efectos. Los muebles tienden a acumular polvo es por ello que en esta ocasión compartimos la receta de un limpiador casero que facilitará la tarea.

¡Aprende a prepararlo!

Limpiador casero para remover el polvo de los muebles

Este limpiador casero para los muebles es una combinación de ingredientes orgánicos cuyas propiedades remueven la mugre más pegada sin alterar el color natural del objeto y dejándole un bonito brillo.

A diferencia de los productos que venden en el mercado con el mismo fin, este no contiene sustancias químicas agresivas y, por lo tanto, es amigable con el medio ambiente y la salud.

Sirve para quitar esas molestas manchas de polvo que poco a poco se van formando cuando descuidamos el aseo de este tipo de objetos. Contiene aceite de oliva, un producto muy popular en las tareas del hogar se utiliza para cubrir los arañazos de los muebles de madera y proteger las superficies de mimbre, metal y vidrio.

Como en este caso no lo empleamos con fines nutricionales o cosméticos, se puede utilizar cualquiera de las presentaciones refinadas, o bien, los restos que van quedando de la preparación de alimentos.

También utilizamos el maravilloso aceite esencial de limón que, además de tener un aroma agradable, es rico en sustancias antibacterianas y antisépticas que potencian los efectos de la limpieza. Su aplicación destruye las sustancias alergénicas y facilita la eliminación de ácaros, bacterias y otros microorganismos.

Finalmente nos encontramos con el vinagre blanco, ingrediente que se ha utilizado desde la antigüedad como producto de limpieza ecológico. Sus ácidos naturales remueven todo tipo de suciedad y alteran las condiciones que necesitan los patógenos para proliferarse. Esto nos da como resultado muebles libres de malos olores y con un brillo que los hace lucir como nuevos.

¿Cómo preparar este limpiador casero para los muebles?

Tal y como ocurre con otros ingredientes de limpieza natural, los utilizados en este producto casero son muy fáciles de adquirir y no representan un peligro para la piel o la salud respiratoria.

Recomendamos preparar una cantidad moderada para que sus propiedades no se pierdan con el pasar de los días.

Ingredientes

2 cucharaditas de aceite de oliva (15 g)
½ cucharadita de aceite esencial de limón (3 g)
¼ de taza de vinagre blanco (62 ml)
1 ¾ tazas de agua (312 ml)
1 botella de spray de 16 onzas (450 ml)
Utensilios
1 paño de microfibra

Instrucciones

Incorpora el aceite de oliva en un cuenco y mézclalo con la cucharadita de aceite esencial de limón.
Revuelve bien con una cuchara y añade el vinagre blanco y la cantidad de agua aconsejada.
Tras obtener un producto homogéneo, viértelo en una botella con spray y procede a utilizarlo.

Modo de uso

Rocía una buena cantidad de limpiador sobre los muebles, espera un par de minutos y pásales un paño de microfibra para quitar el polvo.
Repite la acción si notas que aún lucen sucios o manchados.
Puedes usarlo sobre muebles de madera, cuero o cristal.
Para abrillantar los muebles…

mas_vida_que_nunca_tu_exfoliante_aceite_de_oliva_y_limon1

Si al finalizar la limpieza del polvo los muebles continúan opacos, ten en cuenta este sencillo truco con aceite de oliva y limón.

Ingredientes

4 cucharadas de aceite de oliva (64 g)
2 cucharadas de jugo de limón (10 ml)

 

Instrucciones

Combina el aceite de oliva con el jugo de limón y frota la mezcla enérgicamente sobre los muebles con la ayuda de un paño.
Espera a que se seque en el aire antes de proceder a colocarle objetos encima.
Este abrillantador debes prepararlo en mínimas cantidades porque no se puede guardar.
Ten en cuenta estas simples recomendaciones y descubre que la limpieza de tus muebles no es para nada complicada cuando tienes excelentes aliados.